Super Mario Bros: la inusual versión del videojuego que se convirtió en el más caro vendido en una subasta

Super Mario Bros: la inusual versión del videojuego que se convirtió en el más caro vendido en una subasta

Los expertos sabían que era un producto atractivo pero nadie anticipó que se convertiría en el videojuego más caro por el que se pagó en una subasta.

Nos referimos a una versión inusual del clásico Super Mario Bros de 1985 por el cual se terminó pagando US$114.000.

El cartucho del juego, aún en su embalaje original, se vendió a un postor anónimo.

Y el subastador estadounidense dijo que la demanda “fue extremadamente alta”, en parte porque este embalaje en particular se había utilizado solo por un corto tiempo.

El récord anterior de un videojuego subastado era de US$100.000 y se trató de una copia diferente del Super Mario.

El héroe fontanero

“Si algún lote en la venta pudiera alcanzar un número como ese, iba a ser justamente este”, dijo la directora de videojuegos de Heritage Auctions, Valarie McLeckie.

“Sabíamos que esta sería una jornada fuerte, pero no creo que nadie haya podido anticipar la cantidad de ofertas que se hicieron en Heritage Live y por teléfono”.

El videojuego Super Mario muestra las aventuras de un héroe fontanero que a menudo está acompañado por su hermano, Luigi.

El apetito por el juego que se estrenó en la década de 1980 nunca disminuyó.

Y a menudo se califica a la franquicia del videojuegos como la más exitosa hasta este momento.

Juegos infantiles

Para los expertos, este tipo de juegos tiene tanto éxito porque apela a la nostalgia.

“Los ‘antiguos’ juegos empaquetados (y sin uso) que están asociados a marcas y compañías de videojuegos muy valoradas, especialmente si son versiones raras, han aumentado enormemente su precio en los últimos 20 años“, describió Piers Harding-Rolls, experto en videojuegos de la compañía de investigación Amper Analysis.

“Esto se debe a que estos artículos ahora están firmemente arraigados en la nostalgia de los juegos infantiles para muchos coleccionistas de entre 30 y 40 años”, explicó.

“A medida que los precios subieron, más coleccionistas entraron en el mercado”, agregó.

“Estas piezas de la subasta ahora se encuentran junto a otros juguetes y objetos de colección que generan grandes cantidades de dinero, incluidos los autos Dinky en caja, figuras de Star Wars selladas y vintage y cómics de Marvel prístinos”.